El TSJ de Aragón rechaza repetir el juicio del ‘crimen de los tirantes’ y mantiene la condena de 20 años para Rodrigo Lanza

Rodrigo Lanza, condenado a cinco años por homicidio imprudente en el crimen de los tirantes

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha rechazado el recurso de la defensa de Rodrigo Lanza, que solicitaba que declarara nulo el segundo juicio del conocido como crimen de los tirantes. El tribunal confirma la condena a 20 años de prisión por un delito de asesinato por motivos ideológicos, y rechaza así que el juicio se celebre por tercera vez. El primer juicio, en el que Lanza fue sentenciado a cinco años, fue anulado por el TSJA al considerar que el jurado no motivó suficientemente sus respuestas tras el recurso de la Fiscalía y las acusaciones particulares.

En esta ocasión, era la defensa quien lo impugnaba, alegando que la magistrada no fue parcial y que el jurado no motivó suficientemente su veredicto. “El jurado explica de manera sucinta, pero más que suficiente, el por qué llega a considerar probados cada uno de los hechos relevantes, identificando las fuentes y los medios de prueba en que se apoyan y ello sin recurrir en contradicciones o incoherencias”, responde el TSJA dando validez a la actuación del jurado, que consideró que el acusado era consciente de que los golpes que le propinó a la víctima, Víctor Laínez, podían causarle la muerte y que lo hizo con alevosía, es decir, que cometió un asesinato.

También se pronuncia respecto a la alegación de la defensa de que la magistrada vulneró el derecho a la presunción de inocencia de Lanza por no informar al jurado de que si tras la deliberación tenía dudas debían decidir en el sentido más favorable al acusado: “La magistrada presidente ha cumplido con la obligación que impone el art. 54 LOPJ de informar al jurado el principio in dubio pro reo, y lo hace de una manera literal, mediante la lectura del propio precepto”, dice el TSJA en un respuesta al recurso, señalando también que “el letrado de la defensa no hizo ninguna protesta ni alegación en el momento en que la magistrada dio las instrucciones al jurado”.

Igualmente el TSJA rechaza otras alegaciones respecto a la actuación de la magistrada, como que no instruyó al jurado “debidamente de las reglas de votación”.

Alegaciones de la defensa

Entre los 13 motivos que presentaba la defensa para anular el juicio figuraba también indefensión al considerar que la magistrada lo interrumpió cuando ejercía su derecho a la última palabra: “La magistrada sólo ha interrumpido cuando ha considerado que no se ceñía a lo pertinente. En concreto, cuando el acusado estaba exponiendo hechos relativos a los partes y sanciones de que había sido objeto en prisión, indicándole la magistrada que esos hechos no se estaban enjuiciando y una vez que ya los había explicado; al referirse el acusado a lo sucedido en el anterior juicio anulado; y, por último, en dos ocasiones ante la reiteración de los argumentos del acusado al exponer su versión de lo sucedido en el momento de la agresión”, dice el TSJ.

Afirmaba también el abogado de Rodrigo Lanza, Endika Zulueta, que la magistrada se posicionó a favor de las acusaciones y mostró animadversión contra la defensa creando un ambiente hostil en su contra, como no permitir en un principio que se le quitaran las esposas al acusado. “No se llega a comprender en qué medida esta manifestación de la magistrada pudo condicionar el veredicto del jurado”, responde el TSJA. “En el presente caso, los miembros de la Policía que custodiaban al acusado aconsejaron que no se retirasen las esposas y, pese a ello, la magistrada presidente accedió a la petición de la defensa y se le retiraron, por lo que sorprende esta alegación”, añade.

Ante la resolución, el abogado de la defensa, Endika Zulueta, dice estar ” muy sorprendido de que el mismo Tribunal que el pasado año estimó los recursos de las acusaciones ordenando la repetición del juicio cuando la sentencia había sido absolutoria respecto al delito de asesinato, -al considerar que el veredicto estaba insuficientemente motivado-, ahora no haya estimado ni uno solo de los 12 motivos alegados contra la sentencia condenatoria, entre los que se encontraba igualmente la insuficiente motivación del veredicto emitido por el Jurado”. Zulueta interpondrá recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Fuente: El Mundo