Colau y los separatistas pactan mantener el premio al documental que ensalza al asesino Rodrigo Lanza

Podemitas e independentistas se niegan a retirar el galardón municipal a la cinta Ciutat Morta.

Rodrigo Lanza durante el juicio. | EFE

El grupo de Ada Colau y los de ERC y Junts per Catalunya han impedido que prosperase la propuesta del concejal del PP Óscar Ramírez para retirar el premio “Ciudad de Barcelona” al documental Ciutat Morta, una pieza que tergiversa el desalojo de una fiesta okupa que acabó con un guardia urbano tetrapléjico de por vida. Según la tesis de los autores, la detención, entre otros, de Rodrigo Lanza, condenado por el asesinato en Zaragoza de Víctor Laínez por llevar unos tirantes con los colores de la bandera de España, se debió a un montaje policial urdido por la Guardia Urbana.

Los okupas celebraban una fiesta el 4 de febrero de 2004 en un inmueble del casco antiguo de Barcelona cuando fueron requeridos por una dotación de la Guardia Urbana para que apagaran la música. Los okupas reaccionaron de manera violenta y uno de ellos, Lanza según la sentencia, lanzó una piedra contra el agente Juan José Salas Rodríguez, que quedó en estado vegetativo a consecuencia de la herida. En 2013, el referido documental fue galardonado con el premio Ciutat de Barcelona.

Ahora, cuando la Audiencia de Zaragoza ha condenado a veinte años de prisión a Lanza por el asesinato del ciudadano Laínez, el PP ha vuelto a la carga para retirar el premio, pero la alianza entre comunes y separatistas lo ha impedido. El resto de grupos, Ciudadanos, PSC y Valls y la concejal Eva Parera han apoyado al PP.

Arguyen los podemitas que no se puede establecer un vínculo entre el documental y el asesinato de Zaragoza mientras que el concejal de Junts per Catalunya (JxCat) Ferran Mascarell alega que retirar el premio sería entrar en una “lógica revisionista”.

Juan Carlos I y la “lógica revisionista”

Sin embargo, la “lógica revisionista” que rechazan para retirar el galardón es la misma que utilizan para exigir la retirada de la Medalla de Oro de la ciudad al Rey emérito, Juan Carlos I, resolución que han acordado los mismos actores, Colau y los separatistas, y que sustanciará en el próximo pleno. Ya intentaron hacer lo mismo en una sesión extraordinaria a finales del pasado agosto, pero el grupo de Colau se rebotó y se abstuvo porque en la propuesta JxCat y ERC acusaban a Podemos de haber facilitado la supuesta “fuga” del padre del Rey.

La citada medalla se concedió a Juan Carlos I el 23 de septiembre de 1992 en agradecimiento por su trabajo para que Barcelona fuera designada sede de los Juegos y su implicación en los mismos.

FUENTE: Libertad digital