Despedida de un amigo

Hola, Víctor .
Ayer por la tarde acudí al tanatorio de Torrero en Zaragoza junto a mi familia a despedirme de ti y a consolar a los tuyos.
Creo que te debo una despedida también a través de estos medios, amigo mío.
En la imagen que acompaña este texto , – De los años 90´s- apareces “uniformado” con lo que de verdad y por encima de todo era tu gran pasión: Las motos y tu mundo “Motero” .
Y con ella quiero recordarte .
Con esta imagen , con ese aspecto y esa fisonomía, tal y como fueron aquellos años , aquella época donde más tiempo y amistad compartimos, allá por las “zonas de ocio” y pubs de la capital zaragozana .
Fuiste querido , admirado y respetado por tu siempre cabal y educada forma de ser, por todo aquel que de verdad tuvo el honor de tratarte y conocerte, sin distinción de razas, sexos o condiciones ideológicas, porque tú pagabas con la misma moneda: RESPETO.
La base de una amistad.
Y doy fe de ello. La doy porque en muchos aspectos no “comulgábamos” con los mismos ideales, gustos o aficiones.

En esta fotografía , también apareces luciendo una bandera.
Nuestra bandera .
Y en un momento dado, me hubiera importado lo mismo que bandera o colores lucieras: Republicana, Ikurriña , la cuatribarrada aragonesa, andaluza , australiana , etc….
O los de la bandera de la Luna si la hubiera .
Porque hubieras tenido todo el derecho de hacerlo y de lucirla delante mío .
Por derecho, por respeto, por ser humano y por amigo mío.

Parece ser que fue motivo por lo que se originó una discusión el maldito viernes pasado. Desencadenante de que, al parecer y como así atestiguan, fuentes policiales, testigos presenciales y forenses, fueras salvajemente golpeado y asesinado por la espalda .
Por la espalda , sí . Todo apunta a ello.
Porque a la cara no hubieran tenido cojones de hacerlo.

Siento en el alma no poder acompañarte esta tarde en tu último adiós en Litago, el pueblo del que te sentías tan orgulloso.

Que la tierra te sea leve .
Esa tierra que al final nos une sin distinción y nos junta a todos.

Algún día nos volveremos a juntar.
Espero volver a pasear junto a ti por “nuestro” querido Moncayo .

Descansa en Paz .
Abrazo muy grande, hermano.

  • En tu memoria : VÍCTOR LAÍNEZ .

Javier Salazar, a 14 de Diciembre de 2017.

Gracias Vaqui