Un nuevo jurado decide si Lanza asesinó a Víctor Laínez o fue una imprudencia

La Audiencia comienza la repetición del juicio por el crimen de los tirantes, que fue anulado por el TSJA por falta de motivación del veredicto del tribunal popular.


Un nuevo jurado, un nuevo magistrado-presidente del tribunal –en este caso magistrada–, un nuevo abogado de la familia, en definitiva, una nueva oportunidad para que todos los afectados por la brutal y absurda muerte de Víctor Laínez a manos de Rodrigo Lanza traten de alcanzar el objetivo que en justicia entienden que les corresponde.

El acusado, Rodrigo Lanza, durante la última sesión del juicio del crimen de los tirantes.
Guillermo Mestre

Las acusaciones, por su parte, buscan una condena por asesinato con las agravantes de alevosía, ensañamiento y odio. La defensa tratará de obtener la libre absolución de su cliente por entender que, en todo caso, cometió un homicidio imprudente al actuar en legítima defensa, movido por un miedo insuperable, un trastorno mental transitorio e influenciado por el alcohol.

Este lunes comienza en la Audiencia Provincial de Zaragoza la repetición del juicio contra Rodrigo Lanza Huidobro, de 36 años, como presunto autor del asesinato de Victorino Laínez Muntané, de 55, conocido como Víctor, cometido en diciembre de 2017 en un bar del Casco Histórico. En la primera vista oral, celebrada en noviembre de 2019, el jurado declaró al acusado culpable de un delito de lesiones en concurso con un homicidio imprudente y, de acuerdo con ese veredicto, el magistrado-presidente José Ruiz Ramo le impuso cinco años de prisión.


NOTICIAS RELACIONADAS


Las acusaciones –ejercidas por la Fiscalía, la familia de la víctima y el partido Vox–, recurrieron el fallo ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón. La Sala de lo Civil y Penal lo anuló por falta de motivación–dijo que no entendía en qué se había basado el jurado para decir que no hubo intención matar– y ordenó repetir el juicio.

La pandemia de covid y la suspensión de los plazos procesales demoraron la celebración de la nueva vista oral. Incluso fue necesario celebrar una comparecencia, con presencia del acusado y alegato de las partes, en la que se decidió prorrogar la prisión provisional de Rodrigo Lanza hasta el 11 de diciembre de 2021, fecha en la que se cumple el plazo máximo de cuatro años previsto por la ley para que una persona pueda estar en la cárcel sin sentencia firme.

Este lunes, si no hay imprevistos, las partes elegirán a los once jurados –nueve titulares y dos suplentes– que deberán decidir en conciencia qué sucedió realmente la noche del 8 de diciembre en el bar Tocadiscos de la calle Antonio Agustín. Oirán versiones completamente distintas de lo ocurrido, la que ofrecerá el procesado y la que mantienen las acusaciones, de acuerdo con los testimonios de los testigos y los informes policiales y médico forenses. En total, 16 peritos y 34 testigos.


NOTICIAS RELACIONADAS


La familia estará representada en esta ocasión por el prestigioso penalista Enrique Trebolle, quien tratará de convencer al jurado de que Lanza cometió un asesinato con todas las letras, que atacó a la víctima por la espalda y, ya en el suelo, herido e inconsciente, le dio toda una suerte de golpes en la cara y la cabeza que terminaron causándole fracturas gravisimas y la muerte tres días después en el hospital.

La Fiscalía es de la misma opinión, al igual que Vox, cuya personación se aceptó en el caso como acusación popular, representada por el abogado y diputado en las Cortes de Aragón David Arranz. Todos mantienen que fueron las dispares ideologías de ambos protagonistas –que se evidenciaba en su estética y vestimenta– las que derivaron en el crimen.

Un supuesto comentario sobre que la víctima solía vestir tirantes con la bandera española (que esa noche llevaba debajo del jersey), seguido de un calificativo de “facha” o “fascista” y una presunta respuesta de que Lanza (nacido en Chile) debería irse del país por ser extranjero, están en el trasfondo de este cimen.

Sin embargo, Endika Zulueta, abogado defensor de Lanza, considera que su cliente no cometió ningún delito y que Victor Laínez murió al golpearse la cabeza contra el suelo. En el caso de que el jurado lo considerase autor de algún ilícito, deberían aplicársele hasta cuatro circunstancias eximentes de responsabilidad.

Una nueva vista marcada por la covid-19

Todo ha cambiado desde aquella primera semana de noviembre de 2019 en la que se celebró el juicio contra el antisistema Rodrigo Lanza por la muerte de Víctor Laínez en un bar de Zaragoza. El caso, conocido como el crimen de los tirantes por ser esta prenda, con los colores de la bandera española, la que vestía habitualmente la víctima y el detonante de la discusión, volverá a concitar el interés mediático y social.

 Sin embargo, esta vez, a causa de las medidas sanitarias por la covid, la sala de la Audiencia Provincial estará prácticamente reservada para los jurados, que no estarán en el estrado sino que ocuparán los asientos del público, y las partes. Probablemente las acusaciones: la fiscal Ana Cabezas, el abogado Enrique Trebolle como acusación particular y el letrado David Arranz, por Vox, se sienten a la derecha de la magistrada-presidenta del jurado, María José Gil Corredera, y a la izquierda se sitúe el abogado de la defensa, Endika Zulueta, junto a su cliente. Se evitarán así las suspicacias creadas a raíz de que Lanza se sentara codo a codo con el abogado de la familia cuando declararon los testigos.


¿Quieres seguir el proceso? HAZ CLIC AQUÍ Y TE EXPLICAMOS CÓMO.

¿Quieres ayudar a su familia? HAZ CLIC AQUÍ y elige cómo colaborar.


FUENTE: Heraldo de Aragón https://www.heraldo.es/noticias/aragon/zaragoza/2020/09/06/crimen-tirantes-nuevo-jurado-decide-si-lanza-asesino-victor-lainez-imprudencia-1393646.html?utm_source=whatsapp.com&utm_medium=socialshare&utm_campaign=mobile_app