Nuevo juicio por el crimen de los tirantes: “Lanza puede fugarse si sale en junio de la cárcel”

La falta de motivación del veredicto obliga a repetir el juicio por el crimen de los tirantes. El TSJA no entiende en qué se basó el jurado para decir que no hubo intención matar.

El acusado, Rodrigo Lanza, tendrá que volver a sentarse en el banquillo acusado de asesinato,
Oliver Duch

El juicio contra el antisistema Rodrigo Lanza Huidobro por el llamado crimen de los tirantes, del que fue víctima Víctor Laínez (55 años) en diciembre de 2017 en Zaragoza, tendrá que repetirse. Así lo ha decidido la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), que anula la primera vista y la sentencia por la que el procesado fue condenado a cinco años de prisión por un delito de lesiones en concurso con un homicidio imprudente. Tal y como mantenían la Fiscalía, la familia del fallecido y la acción popular, los magistrados consideran que el veredicto carece de motivación suficiente. Sobre todo, a la hora de justificar por qué el jurado llegó a la conclusión de que el encausado no tenía intención de matar.

El TSJA parte de la base de que un tribunal popular no tiene formación legal para motivar un relato de hechos probados como lo haría un tribunal profesional. Sin embargo, tras analizar el veredicto del presente caso, la sala que preside el magistrado Manuel Bellido llega a la conclusión de que los jurados del crimen de los tirantes dieron por probadas muchas cosas «sin razonar o explicar, ni siquiera esquemática y sucintamente, el porqué». Razón que lleva al TSJAa ordenar la repetición del juicio con un tribunal popular distinto y con un nuevo magistrado presidente. Contra el fallo no cabe recurso ante el Supremo, por lo que Lanza volverá a sentarse en el banquillo acusado de un delito de asesinato.

1. ¿En qué se basan los jurados para concluir que la causa de la muerte fue el golpe contra el suelo?
Optaron por la tesis del perito de la defensa, sin dar ninguna razón de por qué les pareció más valida que la de los forenses. Estos dicen que Laínez recibió un golpe por detrás con un objeto contundente. Hablan incluso de un mosquetón. Los hechos ocurrieron en el bar El Tocadiscos de Zaragoza en diciembre de 2017.
2. ¿Por qué dicen que Lanza no quería matar a Laínez?
El TSJA no entiende que el tribunal popular considere probado que el acusado le dio una paliza a la víctima cuando estaba indefensa en el suelo para luego descartar que esas graves lesiones tuvieran relación con la muerte. Las fotos muestran los distintos ‘looks’ de Lanza a lo largo de la causa.
3. ¿Por qué considera el TSJA que el jurado no motivó su veredicto?
El tribunal reconoce que nueve ciudadanos legos en leyes no pueden motivar el relato de hechos probados de una sentencia como lo haría un juez profesional. Sin embargo, entiende que hay unos requisitos mínimos que no se cumplen. Según los magistrados de la Sala de lo Civil y Penal, los jurados dan por probadas muchas cosas «sin razonar o explicar, ni siquiera esquemática y sucintamente el porqué». La familia de la víctima -en la foto , uno de sus hermanos- espera ahora el segundo juicio.

Durante la primera vista, se presentaron dos periciales médicas completamente distintas sobre la causa de la muerte de Laínez. Y para el TSJA esta es una prueba «fundamental» para determinar si Rodrigo Lanza quería matar o simplemente lesionar al vecino de La Magdalena tras el enfrentamiento verbal que mantuvieron de madrugada en el bar el Tocadiscos. Según los peritos de la defensa, el traumatismo que presentaba la víctima en la parte trasera de la cabeza era compatible con el golpe que se dio al caer al suelo tras recibir un puñetazo en el rostro.

Sin embargo, los forenses del Instituto de Medicina Legal descartaron por completo dicha hipótesis y aseguraron que la fractura en el hueso temporal de la cabeza se produjo «por un golpe seco y de alta energía», compatible con una agresión con un «objeto contundente y romo» (llegaron a hablar de un mosquetón metálico). Como recuerda ahora el TSJA, pese a la «complejidad» del asunto, el jurado se decantó por la tesis de la defensa sin dar ninguna explicación.NOTICIAS RELACIONADAS

No alcanza tampoco a entender el tribunal cómo los jurados consideran probado que el acusado, «estando la víctima en el suelo aún viva y sin defenderse, le dio golpes que aumentaron deliberadamente su dolor innecesariamente», para luego descartar que dichas lesiones contribuyeron a la muerte de Víctor Laínez en el hospital cuatro días después. «Se basan solamente en las declaraciones de varios testigos legos en medicina», señalan los magistrados del TSJA, para el que «lo lógico» hubiera sido que se apoyaran en las periciales médicas.

Pero son muchas más las lagunas de motivación que encuentra en el veredicto la Sala de lo Civil y Penal, defectos que le obligan a invalidar la primera sentencia e instar a la Audiencia Provincial a que señale otro juicio. Ese fue desde el principio el objetivo de la Fiscalía, representada por Carlos Sancho, el abogado de la familia del fallecido, Juan Carlos Macarrón, y la acción popular, que ejercía David Arranz (Vox). La defensa, a cargo del abogado Endika Zulueta, recurrió también el fallo para reducir la pena, pero ahora tendrá que volver a esforzarse para evitar una condena de 25 años.

¿Podrá salir Lanza en junio de prisión?

NOTICIAS RELACIONADAS

La pregunta que se plantea ahora es ¿podrá salir Rodrigo Lanza de prisión antes de que se celebre el nuevo juicio? Tras conocer la primera sentencia, la defensa, a cargo del letrado Endika Zulueta, pidió la inmediata puesta en libertad del acusado. Sin embargo, el magistrado-presidente del jurado, José Ruiz Ramo, se opuso y decidió que Lanza siguiera en el centro penitenciario de Zuera hasta el próximo 9 de junio, fecha en la que habría cumplido la mitad de condena de cinco años que le impuso la Audiencia Provincial. La defensa recurrió el auto de Ruiz Ramo, pero el TSJA también desestimó la apelación.

Ahora, la nulidad de la sentencia es clave en este asunto, ya que la causa debe retrotraerse a la situación anterior a la celebración del juicio, en el que Lanza se enfrentaba a una petición de cárcel de 25 años de prisión. Fuentes jurídicas solventes explican que, nada más que la sentencia del TSJA llegue a la Audiencia de Zaragoza, la Sección Tercera deberá designar un nuevo magistrado presidente del jurado. Acto seguido, lo lógico es que las acusaciones soliciten una vistilla para plantear la prórroga de la prisión provisional de Rodrigo Lanza hasta los cuatro años, tiempo máximo que prevé la ley.

Todo ha cambiado

«La vista que se celebró para la prórroga de la estancia en prisión partía de que había sido condenado a cinco años y, por tanto, no podía permanecer más de la mitad de ese tiempo, dos años y medio, sin que la condena fuera firme. Pero ahora todo ha cambiado. Es como si lo anterior no existiera y no se hubiese celebrado el juicio», señalan dichas fuentes.

El abogado que representa a la familia, Juan Carlos Macarrón, lo tiene claro: «Tratándose de un acusado de asesinato, lo normal sería que se prorrogue la prisión hasta la vista oral, siempre que no se supere el plazo máximo de cuatro años». «Lanza puede fugarse si sale el 9 de junio de la cárcel», añadía. De ahí que, en esta futura vistilla, tanto la familia de la víctima como el resto de acusaciones pedirán que se prolongue el encarcelamiento preventivo de Lanza por el alto riesgo de fuga. 

Fuente HERALDO: https://www.heraldo.es/noticias/aragon/zaragoza/2020/04/08/crimen-tirantes-zaragoza-tsja-ordena-repetir-juicio-acusaciones-lanza-fuga-sale-junio-carcel-1368639.html